Mision

La Fundación Sol y Vida fue creada en el 2004 por un grupo de extranjeras residentes en Ecuador.
Sol y Vida ha apoyado a más de 500 niños con tumores cancerígenos a través del pago de las medicinas, de las sesiones de quimio y radioterapias y otros gastos de exámenes necesarios. Los niños pertenecen a familias de escasos recursos que no tienen acceso al seguro social ni a otras fuentes de financiamiento. Los pacientes llegan de todas partes del país y reciben sus tratamientos principalmente en el Hospital Baca Ortiz y también en SOLCA. La fundación también tiene convenios con clínicas e instituciones de salud para que los pacientes puedan tratarse a precios convenientes logrando acceso para medicamentos y tratamientos. Sol y Vida también apoya en casos paliativos y también post fallecimiento.

La mayoría de los pacientes son niños menores de diez años de edad. Muchos de ellos, llegan a la ciudad de Quito cuando el cáncer ya se encuentra en estado avanzado. Esto se debe también a que el viaje hacia la capital con un niño que sufre de cáncer, muchas veces significa un inmenso esfuerzo para las familias, quienes, para llegar, deben viajar durante horas en canoa o ir a caballo hasta la vía principal más próxima, para después continuar el viaje en bus durante cinco o hasta ocho horas más.

Con el objetivo principal de facilitar nuestra ayuda a estas familias y sus niños enfermos, la fundación Sol y Vida mantiene una pequeña oficina cerca del Hospital  en la ciudad de Quito.

nuestras metas consisten en:

  • salvar vidas en su máximo alcance
  • atender casos urgentes de manera rápida y sin pérdida de tiempo
  • ofrecer asesoría en el área de nutrición
  • mejorar las condiciones generales de vida de un niño cuando su enfermedad ha avanzado a una etapa final
  • tratar dolores, y en lo posible, también dar gusto a los niños en sus últimos deseos
  • crear más conciencia en el país sobre el cáncer y sus repercusiones, con el fin de recibir más atención y apoyo por parte de la población ecuatoriana